Ereván: una experiencia antológica en historia y cultura.

358
680451 / Pixabay

Yerevan coll. 2015.jpg

Ereván también conocida como Iereván o Yereván es la capital de Armenia, fundada en el año 782 a.C. Se encuentra al oeste de este hermoso país, muestra con orgullo su doble identidad de ciudad antigua y metropolis. Aquí encontrarás la historia de 4 mil años de Armenia y de sus personalidades más trascendentales vivificadas en decenas de museos, monumentos, esculturas y los emblemáticos jachkar. Con un toque de modernismo, estas representaciones atrapan a curiosas y amantes de la historia por igual. Ereván y sus valles montañosos regalarán hermosas escenas a quienes disfrute de los atardeceres y amaneceres.

El monte Aragats, La montaña más alta de Armenia ¡Debes visitarlo!

Aragats in snow.jpg

El monte Aragats de 4090 metros (recuerda no confundirlo con el Monte Ararat). Es un volcán extinto que se localiza en el punto más alto de Armenia. Se sitúa en la provincia de Aragatsotn, al noroeste de Ereván, siendo uno de los destinos preferidos de los alpinistas locales. En determinadas épocas del año, se registran nevadas en este monte. El Observatorio de Byurakánes, es una opción infalible para historiadores aficionados y amantes de la astronomía. Por otro lado, tenemos, la fortaleza medieval de Amberd, todo un símbolo histórico que se alza como una visita obligada.

En la localidad de Aghtsk, podrás descubrir unos de los tesoros más relevantes de esta locación, el Mausoleo de la Dinastía Arsácida de Armenia, del siglo IV.

¿Qué hacer en Ereván?

Si lo tuyo no es escalar montañas, no te preocupes, Ereván posee un sinfín de atracciones que puedes realizar y conocer. Aprende su historia a través de sus monumentales museos y galerías, entre ellos se encuentra El Museo Estatal De Historia y Arte de Erevan, que se impone rápidamente como primera escala del recorrido. Posee una valiosa y variada colección de objetos aportados por el Museo de Nor Najicheván, el Seminario Lazarian de Moscú, el Archivo Aní –antigua capital del Reino de Armenia– y el Museo Estatal de Echmiadzín, sede mundial de la Iglesia Apostólica Armenia.

La ciudad de Ereván posee un peculiar museo ¡Te sorprenderá al conocerlo!

El Museo de Manuscritos Sntiguos Madenatarán es uno de los más importantes, no solo en Ereván sino en el mundo. Este impactante museo alberga más de 16.000 archivos y alrededor de 300.000 documentos en diferentes idiomas; armenio, latín, árabe, ruso, griego, hebreo, etíope, georgiano, sirio, francés y japonés. Su historia data de siglo V y a la creación del matenadarán por Echmiadzín, que remonta a la invención del alfabeto armenio por Mesrob Mashtóts en 405.

También podemos encontrar lo mejor de las artes plásticas de Ereván, por los ya difuntos artistas Yervand Kochar y Martiros Sarian. Por si fuera poco, otro imperdible relicario, es el Museo de Literatura, creado en homenaje al poeta Ieghishé Charents.

Para quienes son amantes de las obras literarias, el teatro y las danzas tenemos el lugar perfecto. El Freedom Square Ereván ubicado en el centro de la plaza, es el lugar que sin duda alguna debes visitar. Inaugurado oficialmente en 1933 y tiene dos salas de conciertos, el Salón de Conciertos Aram Khatchaturian y el Salón del Teatro Nacional de Ópera y Ballet Alexander Spendiarian. Lugar imprescindible para que puedas disfrutar de conciertos, espectáculos, teatro con producción nacional sobre situaciones cotidianas o historia sobre Ereván que solo podrás conocer a través de estas.

Antes de irte, tienes que conocer La Cascada Yerevan, un hermoso lugar para recorrer. Los jardines y escaleras dispuestos delante de la cascada, la han convertido en un punto muy importante y de mucha relevancia en la ciudad. Encontrarás un sinfín de obras escultóricas de autores famosos. A medida que se empieza a subir se puede observar a lo lejos las dos cimas del Ararat, gobernando el horizonte de la capital armenia.

Yerevan Vernissage hats.jpg

No te olvides de El Mercado de Arte Vernissage, constituido de 300 metros de largo entre las calles Aram y Biuzand. Es el lugar preferido por turistas para llevarse recuerdos de Armenia por poco dinero. En los puestos abundan las artesanías en madera y piedra, vestidos bordados a mano, remeras pintadas con rojo, azul y anaranjado, libros e instrumentos musicales.